¡Las mujeres sí pueden cantar rumba!

¡Las mujeres sí pueden cantar rumba!

Onaisys Fonticoba Gener

Mujeres en la rumba es un disco transformador. No se trata solo del primer fonograma de su género protagonizado completamente por mujeres; sino de un álbum capaz de destruir estigmas, cambiar opiniones y aunar voluntades.

Así presentaron en conferencia de prensa la segunda entrega del Team Cuba de la Rumba producida por el sello discográfico EGREM, un disco que atrae desde el diseño de su cubierta y llama la atención sobre el potencial de las mujeres para transitar, con absoluta maestría, por ritmos como la Columbia, el Guaguancó o el Yambú.

Al igual que su predecesor, La Solución, este volumen reúne intérpretes e instrumentistas de todo el país bajo la égida del recientemente fallecido Guillermo Amores y la orquestación y producción musical de Germán Velazco. Concebido como un CD trasgresor, rico en tradiciones y al mismo tiempo en modernidades, Mujeres en… rinde homenaje a algunas de las principales exponentes de ese género desde el talento de cantoras, bailarinas y compositoras que ya desde el feeling, el punto guajiro o el rap hacen sus aportes a la rumba, y la actualizan.

Desde una Edith Massola que anuncia el comienzo del álbum hasta una María Victoria que une el legado español al africano en “De la rumba a la tonada”; se pasa por interpretaciones como las de Omara Portuondo, Vania Borges, María Elena Lazo, Telmary, Yuliet Abreu, La Papina, Akemis Terán… hasta demostrar, como reza uno de sus composiciones, que “las mujeres sí pueden cantar rumba”.

Es así, de la combinación de artistas aparentemente desligados del género pero, sin dudas, resultado de su influencia, que llega este disco renovador. Como dijera la musicóloga de la EGREM, Gretel G. Garlobo, una producción que evidencia la versatilidad de la rumba y da un paso sólido en la historia del género.

Según anunciaron, Mujeres en… contará con un segundo volumen, al cual deberá seguir uno de Niños en la Rumba, sueño inconcluso del fundador del Team Cuba, Guillermo Amores. Hasta entonces, mucho dará de qué hablar este fonograma que desde la más antigua de las disqueras ya está a disposición del público en sus centros nocturnos y en la feria Arte en La Rampa.

En sus Notas Discográficas, la musicóloga Élsida González recuerda que la rumba ha confirmado ser moldeable. Se rumbea en la poesía, dice, en el son, una tonada, un bolero o un tema en tiempo de jazz. Continuaremos entonces los cubanos -y todos a quienes enamore este ritmo- “rumbeando” la vida, los azares y, sobre todo, nuevas ideas que enriquezcan su legado.

Leer en EGREM

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*